CAMPEONES DE COPA FEDERACION 2009/10 !!!!!!!

CAMPEOOOOOONEEESSSSS



lunes, 7 de junio de 2010

CAMPEONES !!!!!! CELEBRACIÓN POR TODO LO ALTO !!!!!!!!!!!!

Articulo C.G.
Fotografias Luis Perez


Poco antes de la disputa de la final de la Euroliga entre el AT.Madrid y el Fulham,el entrenador del AT. Madrid, Quique Sanchez Flores decia lo siguiente referente a este  trascendental encuentro: "Hay que tratarlo desde la normalidad. No hay que cambiar cosas respecto a lo que veníamos haciendo en esta competición, mantener el pulso a lo que estamos haciendo bien, corregirnos en cosas que nos pueden haber incomodado durante la misma competición y, a partir de ahí, intentar sentirnos lo más fuertes posibles", advirtió.

Esto mismo les decía el entrenador Joaquin González a sus jugadores minutos antes de salir al campo del Miguel Prieto disputar esta Final de Copa. Y efectivamente así fué. El equipo en el campo fue el Granada CF B. Fué solo eso. Fue sobre todo fiel a su estilo y a su modelo de juego, y por eso no hubo color.

A la finalización del encuentro la felicidad entre todos era absoluta. Los jugadores del Loja tristes y algunos de ellos totalmente destrozados se lamentaban por lo acontecido. Los granadinos lógicamente llenos de felicidad lo festejaban con entusiasmo, manteaban al entrenador y se abrazaban efusivamente entre ellos.

Tambien eran numerosos los saludos,abrazos emotivos y muestras de afecto en general entre rivales.Al fin y al cabo solo te trata de un juego donde unas veces ganas y otras pierdes.De hecho,la mayoría de estos jugadores granadinos venían de caer en la final a los penaltys en su última final de Copa de Federacion en categoria infantil frente al Granada 74.
Por otro lado los aficionados granadinos reconocieron el esfuerzo y aplaudían a rabiar a sus jugadores, mientras que el público de Loja también lo hacía demostrando una deportividad impropia y poco común para lo que nos tiene acostumbrado el futbol modesto, y trataban de digerir una derrota tan contundente y sin paliativos a la que no están demasiado acostumbrados, mas que nada por el enorme potencial de este equipo.

Ya en el vestuario en “mister” Joaquin fue el primero en ser invitado a la ducha, seguido por un muy querido por los jugadores, delegado Luis Perez que también acabó en la refrescante ducha. El segundo entrenador Salvador Zurita fue el único que se libraba de ese clásico baño. Y que el hombre se afanaba en buscar varios petos de entrenamiento que no aparecían…y es que no se puede ser mas serio y responsable que Salvador Zurita.
Por otro lado,el Coordinador de Filiales Pedro Peso felicitaba a todos los jugadores y tecnico por esta consecución del trofeo.

Para finalizar la fiesta, visita obligada por la mayoría de los jugadores al Corpus, y luego a presenciar en Los Carmenes el último partido, esperemos que de su historia, del Granada CF, de nuestro primer equipo en la Segunda División B frente a la Ponferradina.

Un final de fiesta acorde con todo lo vivido horas antes.Un final feliz.


*Si quieres ver todos los goles pincha en este enlace hazlo a través de este enlace: http://www.youtube.com/watch?v=cVxiGwtZbFg

9 comentarios:

  1. enhorabuena sois grandes !!!!!

    ResponderEliminar
  2. Espero equivocarme, pero creo igual que el año anterior, van a configurar un equipo de jugadores buscados,para según criterio de los resonsbles de la parcela de filiares, sean validos para juvenil nacional, los impuestos por el club, provenientes de otros equipos de 3ª, división de honor, de tercer año,etc., los jugadores componentes del juvenil b, no son validos, salvo que quede un hueco para ellos en el futuro juvenil Nacional; es decir primero busco y lo que no encuentre lo intento coger de lo mio, todo lo de fuera es siempre mejor. Mala politica de cantera.

    ResponderEliminar
  3. Seria una autentica incongruencia que se diera lo anteriormente relatado.No olvidemos que este equipo con este mister y este estilo de juego muy definido, toque y desborde, los resultados los tenemoS ahí, una pena no contar con ninguno de ellos y estar a laespera de recoger las migajas que sobren de configurar el juvenil nacional.

    ResponderEliminar
  4. Se acabó el Mundial de fútbol. Ha ganado España (eso de "La Roja" me suena raro). A mi juicio, ha merecido ganar, pero también pudo perder, porque así de relativo es el juego. Una de las ventajas de la victoria (aparte, por supuesto, de la alegría de todos) es que nos ponen menos veces en televisión los errores arbitrales , al contrario de otros campeonatos ya muy pasados, de los que se sigue recordando que cierto señor "nos robó". Yo alucino cuando se utiliza este tipo de titulares, los cuales he vuelto a leer durante las últimas semanas, sobre todo a propósito de los partidos Argentina-México y Alemania-Inglaterra (por cierto, nunca nadie dice que le han regalado un partido o un campeonato, pero sí que se lo han robado). Se utiliza el verbo "robar" o se dice alegremente que cierto árbitro "es muy malo", pero jamás se atreve nadie a decir eso cuando un futbolista tira fuera un penalty. En todo caso, se dice que ha fallado, pero rápidamente se habla de sus aciertos más que de sus errores y jamás se piensa que se ha equivocado a propósito, es decir, jamás se piensa que ha robado. Del árbitro sí se puede pensar e incluso afirmar. Y se hace sin empacho. Eso genera violencia y es tremendamente injusto. El error es parte inevitable del juego. Y es una tontería decir que, en un Mundial, con los mejores, no puede pasar eso. Claro que puede pasar. Cualquiera que conoce mínimamente el arbitraje sabe que puede pasar, que va a seguir pasando y que un árbitro muy bueno puede cometer y comete errores trascendentales (y protagoniza grandísimos aciertos que nadie resalta). Pero es más fácil, demagógica y rentable la polémica (incluso la agresiva e irrespetuosa) que explicar, tranquila y rigurosamente, por qué pasan las cosas, es decir, tratar de ponerse en la piel del otro para generar empatía y no enfrentamiento.

    ResponderEliminar
  5. Por otro lado, hemos seguido con enorme orgullo la figura de un ejemplo: Vicente del Bosque. Siempre son bienvenidos en el fútbol entrenadores con la corrección del seleccionador español. Se puede ganar o perder, y todos los que alguna vez hemos tomado contacto con el deporte sabemos que la línea que separa la victoria de la derrota es muy delgada, dependiendo muchas veces de factores mínimos que se nos escapan; pero lo que sí está en nuestra mano es mostrar un comportamiento intachable. Nuestro deporte conquistaría la excelencia con entrenadores, jugadores y directivos como Vicente del Bosque, mesurado en sus gestos y en sus declaraciones. Lo contrario se aleja del respeto y genera violencia.

    ¿Pero qué es el fútbol en realidad? Lo que hemos visto en los últimos días es sólo la puntita del iceberg. La mayoría de los partidos que se juegan son de categorías inferiores, a menudo con participantes menores de edad. Los padres y demás familiares, deslumbrados por la fama y los contratos de las estrellas, olvidan, con más frecuencia de la deseada, que la finalidad de que su hijo haga deporte es que crezca como ser humano, no que llegue a ser profesional. Esto último sólo ocurre en contadísimos casos, y, si no va acompañado por una buena formación en valores, puede acabar en desgracia. Imágenes de padres presionando a los entrenadores para que sus pequeños jueguen más minutos que sus compañeros o gritando desde la banda y poniendo nerviosos a sus hijos, o, lo que es peor, insultando a los árbitros (a veces incluso de la misma edad que sus propios hijos), son terribles para la educación de nuestros jóvenes deportistas. Evidentemente, todo esto genera violencia.

    Cuando los resultados y los intereses económicos están por encima de los valores, nos aplasta la corriente que, entre todos, hemos creado en el fútbol, que ha pasado a ser un deporte en el que la caballerosidad ha desaparecido; una corriente en la que un jugador puede sentirse orgulloso de haber metido voluntariamente un gol con la mano o un periodista puede decir alegremente que un futbolista ha sido "listo" (que no sinvergüenza) por haberse dejado caer en el área rival para engañar al árbitro y sacar deslealmente una ventaja para su equipo. No hace falta decir que estas actitudes (resumidas en la nauseabunda expresión de "lo importante es que hemos ganado"), contrarias a los valores del juego limpio, generan violencia.

    He ido compaginando en este artículo reflexiones que me han inspirado ciertos acontecimientos del Mundial con asuntos que fueron tratados en una mesa redonda sobre violencia en el deporte en la que tuve la suerte de participar el pasado viernes en Málaga, en la sede del Instituto Andaluz del Deporte. Sin duda, es un tema que nos interesa a todos y en el que debemos volcarnos. Para empezar, instituciones como las federaciones deportivas, los comités de árbitros (me pregunto cómo se puede guardar tanto silencio mientras se humilla a los colegiados partido tras partido) y los organismos gubernamentales que trabajan con el deporte deben abordar este problema como se merece, demostrando que los resultados y el dinero son infinitamente menos importantes que el respeto a los seres humanos. Y, por supuesto, los clubes tienen que tratar por todos sus medios de que sus aficionados muestren un comportamiento civilizado (no vale solamente con que paguen la entrada; a los salvajes, ya sea por lo que dicen o por lo que hacen, hay que sacarlos de los estadios).

    Ojalá España gane más campeonatos; pero me interesa mucho más la formación humana de los jóvenes y el hecho de que todos podamos acudir con ellos a cualquier partido sin temor de que escuchen y vean, como si tal cosa, palabras y comportamientos inadmisibles.


    Ángel Andrés Jiménez Bonillo, árbitro de fútbol y uno de los responsables de www.deportesininsultos.com
    18 de junio de 2010.

    ResponderEliminar
  6. Por otro lado, hemos seguido con enorme orgullo la figura de un ejemplo: Vicente del Bosque. Siempre son bienvenidos en el fútbol entrenadores con la corrección del seleccionador español. Se puede ganar o perder, y todos los que alguna vez hemos tomado contacto con el deporte sabemos que la línea que separa la victoria de la derrota es muy delgada, dependiendo muchas veces de factores mínimos que se nos escapan; pero lo que sí está en nuestra mano es mostrar un comportamiento intachable. Nuestro deporte conquistaría la excelencia con entrenadores, jugadores y directivos como Vicente del Bosque, mesurado en sus gestos y en sus declaraciones. Lo contrario se aleja del respeto y genera violencia.

    ¿Pero qué es el fútbol en realidad? Lo que hemos visto en los últimos días es sólo la puntita del iceberg. La mayoría de los partidos que se juegan son de categorías inferiores, a menudo con participantes menores de edad. Los padres y demás familiares, deslumbrados por la fama y los contratos de las estrellas, olvidan, con más frecuencia de la deseada, que la finalidad de que su hijo haga deporte es que crezca como ser humano, no que llegue a ser profesional. Esto último sólo ocurre en contadísimos casos, y, si no va acompañado por una buena formación en valores, puede acabar en desgracia. Imágenes de padres presionando a los entrenadores para que sus pequeños jueguen más minutos que sus compañeros o gritando desde la banda y poniendo nerviosos a sus hijos, o, lo que es peor, insultando a los árbitros (a veces incluso de la misma edad que sus propios hijos), son terribles para la educación de nuestros jóvenes deportistas. Evidentemente, todo esto genera violencia.

    Cuando los resultados y los intereses económicos están por encima de los valores, nos aplasta la corriente que, entre todos, hemos creado en el fútbol, que ha pasado a ser un deporte en el que la caballerosidad ha desaparecido; una corriente en la que un jugador puede sentirse orgulloso de haber metido voluntariamente un gol con la mano o un periodista puede decir alegremente que un futbolista ha sido "listo" (que no sinvergüenza) por haberse dejado caer en el área rival para engañar al árbitro y sacar deslealmente una ventaja para su equipo. No hace falta decir que estas actitudes (resumidas en la nauseabunda expresión de "lo importante es que hemos ganado"), contrarias a los valores del juego limpio, generan violencia.

    He ido compaginando en este artículo reflexiones que me han inspirado ciertos acontecimientos del Mundial con asuntos que fueron tratados en una mesa redonda sobre violencia en el deporte en la que tuve la suerte de participar el pasado viernes en Málaga, en la sede del Instituto Andaluz del Deporte. Sin duda, es un tema que nos interesa a todos y en el que debemos volcarnos. Para empezar, instituciones como las federaciones deportivas, los comités de árbitros (me pregunto cómo se puede guardar tanto silencio mientras se humilla a los colegiados partido tras partido) y los organismos gubernamentales que trabajan con el deporte deben abordar este problema como se merece, demostrando que los resultados y el dinero son infinitamente menos importantes que el respeto a los seres humanos. Y, por supuesto, los clubes tienen que tratar por todos sus medios de que sus aficionados muestren un comportamiento civilizado (no vale solamente con que paguen la entrada; a los salvajes, ya sea por lo que dicen o por lo que hacen, hay que sacarlos de los estadios).

    Ojalá España gane más campeonatos; pero me interesa mucho más la formación humana de los jóvenes y el hecho de que todos podamos acudir con ellos a cualquier partido sin temor de que escuchen y vean, como si tal cosa, palabras y comportamientos inadmisibles.


    Ángel Andrés Jiménez Bonillo, árbitro de fútbol y uno de los responsables de www.deportesininsultos.com
    18 de junio de 2010.

    ResponderEliminar
  7. Por otro lado, hemos seguido con enorme orgullo la figura de un ejemplo: Vicente del Bosque. Siempre son bienvenidos en el fútbol entrenadores con la corrección del seleccionador español. Se puede ganar o perder, y todos los que alguna vez hemos tomado contacto con el deporte sabemos que la línea que separa la victoria de la derrota es muy delgada, dependiendo muchas veces de factores mínimos que se nos escapan; pero lo que sí está en nuestra mano es mostrar un comportamiento intachable. Nuestro deporte conquistaría la excelencia con entrenadores, jugadores y directivos como Vicente del Bosque, mesurado en sus gestos y en sus declaraciones. Lo contrario se aleja del respeto y genera violencia.

    ¿Pero qué es el fútbol en realidad? Lo que hemos visto en los últimos días es sólo la puntita del iceberg. La mayoría de los partidos que se juegan son de categorías inferiores, a menudo con participantes menores de edad. Los padres y demás familiares, deslumbrados por la fama y los contratos de las estrellas, olvidan, con más frecuencia de la deseada, que la finalidad de que su hijo haga deporte es que crezca como ser humano, no que llegue a ser profesional. Esto último sólo ocurre en contadísimos casos, y, si no va acompañado por una buena formación en valores, puede acabar en desgracia. Imágenes de padres presionando a los entrenadores para que sus pequeños jueguen más minutos que sus compañeros o gritando desde la banda y poniendo nerviosos a sus hijos, o, lo que es peor, insultando a los árbitros (a veces incluso de la misma edad que sus propios hijos), son terribles para la educación de nuestros jóvenes deportistas. Evidentemente, todo esto genera violencia.

    ResponderEliminar
  8. Dos noticias relacionadas con sendas instituciones deportivas me han proporcionado una sensación de frescor interior, de esperanza renovada.

    En la página web de la Escuela de Fútbol de Torre del Mar y la U.D. Torre del Mar (provincia de Málaga), se encuentra el documento que se les entrega a los jugadores y familiares de cara a la temporada 2010-2011. Es una declaración de intenciones de lo que pretende el club; a mi modo de verlo, de lo que deberían pretender todos los clubes deportivos. Seguro que muchos coinciden con lo que se enuncia, pero no todos lo afirman de entrada con tanta rotundidad y por escrito, haciéndoselo saber tanto a los propios chavales como a los familiares, a los que se recalca que no pueden comportarse de cualquier modo, ya que ello perjudicaría la educación de los jóvenes, que es lo principal. Dejo aquí el enlace para leer el documento completo, que no tiene desperdicio (http://www.eftorredelmar.com/portada/notaajugadoresyfamiliares2010.jpg).

    La otra iniciativa viene de la provincia de Murcia, de la Escuela de Fútbol Sala Erreferre, de Águilas. Los responsables han decidido llevar en sus camisetas el mensaje de nuestra campaña: NO AL INSULTO (con el nombre de nuestra web debajo). Los que hasta ahora hemos decidido lanzar este mensaje creemos que con él, además de mostrar nuestra repulsa ante una realidad tan extendida en ciertos deportes como (en general) poco condenada, invitamos a la reflexión, requisito indispensable para cualquier cambio. Eso lo saben los responsables de la citada escuela de Águilas, cuyos jugadores recordarán en todo momento (y harán recordar a sus rivales y a los aficionados que los sigan) que el respeto es siempre lo fundamental. Pronto estarán colgadas en nuestra web, con gusto y cariño, las fotos de la Escuela de Fútbol Sala Erreferre.

    Como decía antes, seguro que hay muchas instituciones que viven los auténticos valores del deporte y, siendo así, saben que éste es, ante todo, un medio para ayudar al crecimiento humano; pero, dadas las circunstancias, a mi juicio, se impone como necesario, además de vivirlo (el ejemplo es siempre lo primero), proclamarlo. Es una buena forma de que se vaya contagiando y de que los violentos (empezando por los violentos de la palabra) desaparezcan de los terrenos de juego, o, mucho mejor, cambien de actitud. A la educación de los jóvenes le iría de maravilla, y, con ello, a todos nosotros.

    Seres que han nacido para la excelencia (¿es que el arte o el deporte son otra cosa que caminos hacia la excelencia?) no pueden conformarse con una imagen deformada del deporte. No podemos.


    Ángel Andrés Jiménez Bonillo, árbitro de fútbol y uno de los responsables de www.deportesininsultos.com
    28 de julio de 2010.

    ResponderEliminar
  9. Saludos desde Cartagena. Espero que no haya sentado muy mal la decisión de subir las entradas y que los aficionados que finalmente viajen tengan un buen trayecto. Aquí serán bien recibidos, somos una afición cálida. Nos vemos.

    http://blogdedubo.blogspot.com

    ResponderEliminar

Piensa lo que vas a escribir y escribe lo que piensas.

Bienvenidos a nuestro blog.

Saludos cordiales a todos aquellos que se asoman a este blog, que tiene como objetivos fundamentales los de informar, entretener y por supuesto servir de punto de encuentro virtual a jugadores, cuerpo técnico, aficionados y seguidores de nuestro equipo Granada Club de Fútbol Categoría Juvenil Preferente..
Se agradecen todos los comentarios y opiniones que serán siempre bien recibidos, esperando a cambio el que se realicen teniendo en cuenta las elementales normas de educación y de cortesía.
Gracias.

Buscar en este blog

¡Anúnciate con nosotros!